MUJERES FUERA DE SERIE : PHYLLIS BURROWS TURNBULL (1924-1971)

Phyllis Burrows Turnbull (1924-1971)

Phyllis Turnbull, profesora titular del Departamento de Español de Bryn Mawr College, fue directora del Instituto Internacional (1955-58) y creadora en 1965 del prestigioso “Centro de Estudios Hispánicos” de Bryn Mawr College, de amplia repercusión en la formación de notables hispanistas. “Miss Fillis” como era conocida en España, además creo y financió la Biblioteca Infantil del Instituto Internacional. Estrechamente ligada a España, fue también benefactora de varias familias del pueblo madrileño de Soto del Real, donde en los años noventa se dedicó una calle en su nombre. Allí becó a varios jóvenes para que pudieran estudiar tanto en España y los Estados Unidos. Estuvo unida sentimentalmente durante quince años a la poeta Gloria Fuertes, quien fuera alumna del Instituto Internacional de los cursos de biblioteconomía e inglés.

Reproducimos la traducción del artículo de la Profesora Willard King de Bryn Mawr College que el Instituto Internacional publicó en su Boletín el 1 de noviembre de 1971 con motivo del fallecimiento de Phyllis Turnbull.

Phyllis Burrows Turnbull se licenció en literatura española en Wheathon College en 1947, obtuvo un master en literatura española en la Universidad de Columbia en 1949 y el doctorado en Filosofía y Letras en la Universidad de Madrid en 1961. En España en 1947, siendo profesora de inglés en el Instituto Internacional, inició su carrera docente a la que dedicó su vida con una inhabitual devoción.

Desde 1949 a 1955 fue profesora de español en Smith College, y actuó como directora del Smith College Junior Year Abroad en España durante tres años. De 1955 a 1958 fue directora del Instituto Internacional en Madrid y en el semestre de primavera del curso de 1961-62 se incorporó al claustro de Bryn Mawr College como profesora de español. En 1962 fue ascendida a ‘lecturer’, en 1964 a ‘assistant professor’, asumiendo además en 1965 las funciones de Consejera de Estudiantes Extranjeros; en 1970 fue nombrada Profesora Titular. Su tesis doctoral en poesía contemporánea española fue publicada en el Boletín de la Real Academia Española en 1963, y en 1969 Appleton-Century-Cofts publicó su único libro de texto llamado Castillla (A Cultural Reader). Durante el curso académico 1964-65 fue nombrada ‘visiting fellow’ en el Institute for Reasearch in the Humanities de la Universidad de Wisconsin.

Phyllis Turnbull, en su modestia, concedió escasa importancia a todos estos valiosos logros académicos y como investigadora. Ella hubiera preferido que mencionásemos aquí las dos cosas que cosas que com mayor intensidad amó: España – su tierra y sus gentes- y la enseñanza. Durante aproximadamente quince años vivió casi de forma permanente en España, y nunca a la manera de un turista en tránsito que absorbe la belleza y exóticas experiencias sin dar nada a cambio. Creó la biblioteca infantil del Instituto Internacional en Madrid- una de las primeras de este tipo en toda España; financió – la mayoría de las veces de manera anónima- los estudios de varios jóvenes españoles en campos como la enfermería, literatura inglesa, biblioteconomía. Aún ahora hay nueve jóvenes españoles estudiando en colleges y escuelas secundarias aquí o en España gracias a la generosidad de su testamento.

En Bryn Mawr lo que más le gustaba era enseñar – lengua española, poesía, cultura y civilización – y era una profesora exigente que pedía a sus alumnas lo máximo. Y aún así, todas ellas sin excepción, tanto las bien preparadas como las que no, conservadoras o radicales, dotadas o torpes, la quisieron y la respetaron pues de manera inmediata se daban cuenta de que en ella no había un ápice de falsedad, arrogancia o vanidad. Aún si exigía mucho a sus alumnas, ella daba mucho más. Abrió su casa a todas ellas, extranjeras o norteamericanas, a cualquier hora, buscó trabajos para ellas, se ocupó de ellas cuando estaban enfermas, rió con ellas, las regañó y las enseñaba constantemente. Para ella no había una separación entre enseñar y la vida; coexistían y la enseñanza no se podía constreñir al aula y los horarios de clase.

Por que quería que otros conocieran y fueran capaces de aprecia España tal y como ella había hecho, y consciente de que ese conocimiento solo se alcanzaba sobre el terreno, concibió la idea del Centro de Estudios Hispánicos, del que fue alma y directora desde su creación en el verano de 1965. A través del Centro, su talento alcanzó a estudiantes universitarios de todo el país, más de doscientos a fecha de hoy, unidos entre ellos, donde sea que se encuentren, por el vínculo común de haber estudiado en el Centro y haber conocido a “Miss Filis”. A través de estos estudiantes, muchos de ellos ahora profesores, pervive su personalidad y llega a círculos cada vez más amplios. España ha tenido pocos intérpretes en el extranjero tan valiosos como Phyllis Turnbull; los Estados Unidos no ha tenido embajador en España más efectivo.

Pilar Piñón Varela

Artículo publicado en Boletín del Instituto Internacional el 1 de noviembre de 1971.

Archivo del Instituto Internacional, Madrid.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

He leído y acepto la Política de Privacidad